Al principio la llamaron "la mujer más fea del mundo", pero algunos científicos prefirieron ver en ella "el eslabón perdido" que buscaba Charles Darwin. Otros, simplemente, se referían a ella como la "la mujer mono". En el siglo XIX, Julia Pastrana se dedicó a recorrer los circos de los Estados Unidos, ...